El ministerio de la verdad

Leía, en una editorial de un periódico de estos de tirada nacional, vamos para aclarar las cosas, que se distribuye en toda España, lo digo porque hoy todo tiene el adjetivo de nacional. Decía que este gobierno esta despilfarrando mucho dinero con los nuevos ministerios que ha creado, todos ellos muy progres, bonitos, coquetos e inefectivos, en el que se cebaba con más ímpetu era con el de la vivienda. Yo no le di más importancia al asunto, total más dinero se gastó un imbécil que era ministro en alquilar tanques alemanes para un desfile. Pero luego reflexioné, joder y ¿sí el hijoputa del director del periódico tenia razón? Por ello pensé en ministerios que podían ser rentables, pero nada de gilipolleces como, ministerio para la paz, para eso ya tenemos al señor Llamazares que bien que hace la competencia, a mi modo de ver desleal, a payasos sin frontera.

Yo quería encontrar algo útil, y lo encontré, el ministerio de la verdad, sí, mi cabeza era una cascada de ideas, seria el ministerio de los ministerios, controlaría a todos los políticos del país y quien mintiera chinazo en el culo. Aunque esa fue mi primera idea, la rechacé porque a más de uno le gustaría, así que como somos lo que somos y venimos de donde venimos, la solución era el dinero, por cada mentira el político se subiría a lo alto de un rascacielos, a ser posible que no estuviera ardiendo, con un maletín con doce mil euros y los echaría a volar, así el pueblo recibiría una gratificación por haber recibido una mentira. Luego pensé que no siempre seria en el mismo rascacielos, así se enriquecería todas las partes por igual, y aquellas zonas en que no hubiera este tipo de edificios, bien porque no sean de la costa, bien por no tener algún arquitecto apadrinado en ella, el dinero se echaría a volar desde un avión.

Para que la cosa fuera seria, el dinero se obtendría de vender algún bien material del susodicho, da igual que tuviera en la cuenta corriente dicha cantidad, así le jodería aun más al tener que volver que comprar el objeto vendido. Si, eso seria un buen ministerio, sin lugar a dudas la economía del país mejoraría mucho. Por eso hago un llamamiento a todo aquel que este de acuerdo que añada un comentario apoyando la iniciativa, porque solo robando a los que nos roban se volverá a tener un poco de dignidad en este país de mierda.

Otra posible solución, sería meterlos todos en una maravillosa, acolchada y amplia cámara de gas para que se espabilaran pero para eso hace falta cojones, para sublevarse contra el poder, el sistema y la mierda que cagamos y eso, nos falta. Preferimos fijarnos en 3 años de historia y obviar, ignorar o que diablos sé yo, los 3000 años que nos avalan, desde Caín hasta Ibarretxe. Donde se combatió, se luchó, se ganó, se perdió todos juntos, porque la dignidad de un estado la tiene el pueblo, no la tiene ni los políticos, ni reyes, pero, esté la perdió hace unas cuantas décadas.

Anuncios

One Response to El ministerio de la verdad

  1. Anonymous dice:

    Ahí está el Llauro, más radikal que los maskaos de Chocola… Dales duro, ácidas críticas como esta no merecen un blog, merecen una columna en un periódico “nacional”, aunque, para qué serviría, si existe una cosa que se llama “libertad de información” y los periódicos esos de tirada nacional que mencionas actúan como manos derechas (o izquierdas, o centrales) de los partidos políticos, y solo publican lo que no les perjudique.

    Saludos LLauro, no te cortes las venas aún, ni siquiera te desesperes, no se lo merecen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: