La señora de los botones

Era miércoles, a las 15.00, soy de los que opinó, que el desgraciado o desgraciada que propuso que en el horario de la tarde, las clases empezaran a dicha hora, una de dos, o no es español y desconoce el placer de la siesta, o no tiene madre por lo que le da igual que se acuerden de ella. El caso es que allí se estaba, en la maravillosa politécnica de Valencia, la politécnica de Valencia es algo así como, somos la cima de la mierda que conforman todas las universidades de todo el estado, pero que orgullosos que están los cabroncetes de serlo. No se dan cuenta, de que aunque estén en la cima, siguen siendo mierda, pero eso sí, hay que reconocerlo, les sienta que te cagas.

Unos planes de estudio que no los entiende nadie, cambios de los mismos cada dos por tres, cambios dentro del mismo plan porque, cuando lo hicieron en el 2000, supongo que lo harían con un año de antelación (el plan es del 2001), para adecuarlo a la unión europea. Se ve, que en el 2000 la unión europea quedaba muy lejana o que quizás el cerebrito que hizo el plan, pensó que serian Alemania, Francia, Inglaterra… quienes cambiarían su buen plan de estudios por el nuestro. De este tema se podría hablar largo y tendido, asignaturas que no tienen pies ni cabeza pero están en la carrera por la famosa frase… “es que esta asignatura sirve para base….” pero ¿para base de qué? Cojones, a más de la mitad de la carrera, en una asignatura que se imparte un miércoles a las 15:00 y dicen que nos servirá como base para aprender la programación semántica. Da igual que sea programación semántica o como recoger pepinos en verano a cuarenta grados al sol. Todo lo solventan diciendo que “en cursos posteriores profundizareis más en la materia”. La incógnita es saber si cuando se llegue al último curso dirán algo así como: “es que esto lo daréis más detalladito en la empresa que eficientemente os explotará”, porque esa es otra, que empresa que ha parido madre, y que además tiene el aliciente de ser española, pide un programa que sea óptimo y de bajo coste. Porque otra cosa no, pero pijadas de esas en mi carrera, se dan todas y por generalización será igual en el resto de las carreras de la maravillosa politécnica.

Da la sensación de que las asignaturas son de otro mundo, porque todo es maravilloso, todo muy clarito, y todo para que la gente que tiene más memoria, saque buena nota, porque los exámenes, son para loros, te aprendes todo de memoria, te estudias exámenes anteriores y seguro que te la sacas, machote. Pero, claro a mi me gustaría ver a muchos de esos futuribles lobos de maletín en mano que sacan grandes notas, con un puto problema delante suyo y sin ningún enunciado que les ponga todo bien clarito y sin ambigüedades, como decía la torda del miércoles a las 15:00. Porque al final hasta las carreras de ciencias, se han convertido en eso, en un memorizar continuo, da igual que sea para hacer un programa o crear un diseño de base de datos, no importa como se llega al enunciado, sino como saber solventarlo, lo que me pregunto yo, es, si en la empresa también tendrás a un profesor que te haga el enunciado del problema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: