El favorito de…

Siempre han habido favoritos, gente mimada por otra que generalmente tiene el poder, y no me refiero a ser el favorito de tu mama, porque más pronto que tarde la madre descubre que su hijo no es un angelito y el hijo deja de creer en la virginidad de su madre. Me refiero, a gente que tiene el poder en sus manos, o cierta capacidad de maniobra y abdica todo su poder en una o varias personas, en las cuales él confía hasta… hasta su cojon derecho. Cosa, que es muy necesaria si se tiene poder, porque delegando tus ocupaciones lo más seguro es que sea lo mejor, tú trabajas menos, el muerto se lo lleva otro y si tienes la suerte de que el pimpollo es listo pues té puede salvar el culo en más de una ocasión. Lamentablemente no siempre el soplagaitas resulta ser listo y eficaz, y bien sea por la falta de ojo de elegir del que tiene el poder o bien por que el soplagaitas se espabila a pasos agigantados hasta llegar a birlarle la mujer a su jefe.

El ejemplo más claro fue Godoy, el preferido de Carlos IV, fue un ser despreciable, le cegó la avaricia, la ansia de poder y la chulería de ser más que nadie sin ser de sangre azul. Es justo y necesario decir que en esa ceguera participaron por partes iguales la reina de España, mujer de Carlos IV, que aburrida de su marido encontró amante en Godoy, y como no, Napoleón que hábilmente hizo ver al cateto de Godoy que él solo quería la ayuda de su vecino, España, para conquistar Portugal. Godoy se lo creyó, se sentía tan importante que hasta el hombre más poderoso por aquellos tiempos, Napoleón, le pedía ayuda aunque la realidad fue bien distinta, pero cuando se quiso dar cuenta de que su tocayo lo que en realidad quería era conquistar España, ya tenia a cien mil soldaditos franceses al mando del hermano del enano campando anchos por Aragón y Cataluña.

Se lió una buena, dos abdicaciones y un rechazo de la corona en menos de cinco días, el pueblo revelado quería el trono para Fernando VII, hijo de Carlos IV, mucho ejercito francés por todas partes y al final el memo del rey abdicó a… Napoleón. El pueblo ve como se llevan a su rey, y al grito de “¡Qué nos lo llevan!” se alzan en una revuelta contra el ejercito francés. Pese a la resistencia del pueblo, España queda conquistada, salvo ciudades como Santander, Cádiz, Oviedo y Sevilla. Enseguida el ejercito español intervino, pero los franchutes, podían con nosotros, mientras en las sierras los campesinos al grito de “guerra a cuchillo” eran quienes ofrecían resistencia a los franceses.

Han pasado cerca de doscientos años pero las cosas no cambian, bueno si cambian, la gilípollez es mayor. Ahora los resistentes entre otros lugares están en Irak, pero les llaman terroristas, Napoleón es mi querido Bush y el Godoy de turno es Europa, porque ya me dirán ustedes como lo llaman ustedes, el invadir un país porque les salga de los cojones y Europa poco menos que se los masajea. Y es que siempre ha habido un imperio dando por saco, también lo fuimos nosotros, España, aunque ahora no lo den en las clases de historia, este país fue lo que nunca fue nadie, el imperio más grande que jamás visto. Pero los chorizos de nuestros gobernantes lo enviaron todo a tomar por viento… ahora nos peleamos por la hacienda, que lengua tiene derecho a ser lengua y cual no, a ver quien tiene la bandera más grande… pero mientras hay gente que lleva viviendo mas de cien días fuera de casa, hay gente que lleva esperando mas de un año en lista de espera, hay gente que lo único que se puede permitir es una casa de treinta metros cuadrados… eso si los merluzos de los gobiernos son de un tolerante excepcional, tienen una gracia para echarse flores entre ellos magistral y son de un progresismo que no caben ni en los socavones del barrio del Carmel. Mientras hay gente que no es favorito de nadie.

Anuncios

2 Responses to El favorito de…

  1. Anonymous dice:

    Aquí un saludo de uno que lee el blog a menudo pero que no tiene ganas de escribir nada nunca.
    Te sigo diciendo que estás muy rallao, y a ver si algún día nos sorprendes con algún relato un poquito menos “mecagoentóloquesemenea”
    Supongo que sabes quien soy, si no te jodes y no te lo digo.

  2. rojitas las orejas dice:

    Di que sí, que estas cosas cambian siempre… a peor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: