Esa mirada

Los actos de la humanidad, los actos históricos, la historia, el saber que hicieron tus antepasados cuando se vieron envueltos por árabes, romanos o gabachos… me hace pensar que la violencia no es tan mala si se hace para sobrevivir, es un principio básico, la supervivencia. Otra cosa es el matar, el arrancarle el pellejo a un desgraciado para salvaguardárselo a otro, en ese caso el número de personas por las que me jugaría mis honores se podrían contar con los dedos de las manos, en cambio sí mataría, sí despellejaría a cualquier hijodeputa que intentara arrebatarle la vida a un perro.

La mirada de ese chucho baboso que ronda el medio centenar de peso. Se clava cada vez que te se cruza, no puedo ver sufrir a ningún perro, y siempre que he visto algún maltrato he intervenido porque esa nobleza, dignidad y lealtad de ese pequeño gran cabrón me puede. La dignidad con la que se fue al otro barrio mi antiguo compañero fue de alabar, era el feo de la casa, mientras estuvo él siempre hubo otros perros que le quitaban el afecto, atado a un pilar de día y a esa valla imaginaria que él se trazaba cuando andaba suelto, que nunca sobrepasa sin orden previa. Casi 17 años de vida, en la sombra, todos los perros que vio pasar los trataba igual, no era egoísta, le sobraba con una mirada, le sobraba con vivir con este hijodeputa.

Por ese perro igual que como los otros que he tenido y tengo y más allá incluso de aquellos que no conozco me jugaría los dedos, el pellejo y lo que hiciera falta porque tienes la certeza de que no te fallaran, que siempre tendrán un dulce movimiento de cola, o un olfateo en la mano, o un lametón en la oreja de agradecimiento. No quieren nada a cambio más allá que la compañía de su protector, solo se conforman con vivir a su lado. Pero es una lastima que la otra parte, el ser humano opte muy a menudo el rol de mala bestia salvaje y deje abandonado al animal en una perrera en el mejor de los casos, en una autopista en el caso más frecuente.

Porque aquí en realidad la bestia, el que sobra, es el ser humano, el mundo seria mucho más… mucho más mundo sin nosotros, a lo mejor a estas alturas querido Cervantes, tú vas a resultar un fascista por escribir en castellano y el resto la especie invasora de este maldito planeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: