¿Dónde está mi ministro favorito?

Me refiero a Solana y su tribu de Bruselas, los mismos qué decían que en Sarajevo no pasaba nada, cuando caían mísiles todas las noches. Ahora el problema esta en Israel, donde la mala bestia de Sharon ha decidido lanzar una ataque masivo contra Hamas, eso es lo qué dicen ellos, en realidad será contra todo palestino qué pise suelo israelí. Para más inri los palestinos se matan entre ellos, están cerca de la guerra civil, desafortunadamente es un caldo de cultivo propicio para qué suceda; pobreza, fanatismo, ignorancia, periodo largo de tiempo con el mismo cuento, falta de cohesión… todo ello acaba provocando qué sé vayan abriendo grietas en lo que al principio era un muro de resistencia bien cohesionado. Si les parece raro recuerden lo qué acabo pasando aquí hace unos cincuenta y cinco años, el Poum a un lado y Ceneté al otro en las trincheras, una enfrente de la otra, y a pegarse tiros los unos contra los otros mientras el de más allá iba haciendo camino.

Pero volviendo a Solana y compañía, aunque quisieran no podrían, más que nada porque no hay ejercito, ni bombas qué meter por el culo al primer ministro israelí y todo su ramillete de descerebrados. Mientras el señor Bush sea compañero, amigo no, pero ya saben, de esos qué él considera qué tienen armas y ejercito para protegerse del mal, Israel hará lo que le salga de los mismísimos cojones. También cabe la posibilidad de que algún día sé les calienten a los chinos de tanta gilípollez, hijodeputa y fascista junto y manden a mejor vida a nuestro colega Sharon, aunque por ahora están muy ocupados con sus empresas de millones de empleados sobre explotados e intentando que la población no se les vaya de las manos definitivamente.

No digo que China sea el paraíso de la dignidad, de los derechos humanos, etcétera, parece ser que no hay termino medio en la mente humana, o nos jodemos todos o vivimos todos. Es algo qué espanta, el no saber distinguir donde están los limites qué abarcan por debajo, la honradez de lo indigno, y por arriba, el honor de la estupidez. La facilidad con la que nos salimos de ambos márgenes es tan frecuente que ahora parece extraño el qué sé sitúa dentro de esas delgadas lineas grises, el qué desea ser solo una persona decente, con identidad propia y con mayor o menor conocimiento sin más pretensiones. Lo común es creerse gallito de corral u oveja de rebaño, lamentablemente hay cada vez menos húsares solitarios, que solo necesitan de su caballo y su espada para sobrevivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: