Dardos de tiza

Cinco legislaturas, cinco planes de educación para la parte de la sociedad más débil, ni mayores ni leches, los que hay que cuidar, y entiéndase cuidar como tal y no como regalarle el “action-man violador de cabras”, los niños y adolescentes. Tuve la suerte de que no me tocara la papeleta de la ESO, aunque no crean que solo fue por un año, siempre la llevaba detrás dando por saco. Tuve mi EGB, mi bachiller y mi COU, tuve latín, ingles, literatura, historia, filosofía, castellano y valenciano aunque supiera que quería ser de mayor (pobre desgraciado) y aunque me pareciera una perdida de tiempo en su momento ahora no me parece tan mala idea saber la mitología griega, lo que pensaba Rousseau o la historia de la familia de los Borges, lo que hoy se maldice como culturilla.

Ni aun repitiendo gobierno, se ha mantenido el mismo plan de estudios, siempre han habido modificaciones, que en principio no son malas si todas ellas van hacia la misma dirección, y se van puliendo pequeños errores para conseguir cada vez una educación mejor. Pero desgraciadamente no es así, y más en los últimos diez años, van dando bandazos, a ver quien la desgracia más si cabe. Los de la derecha con su religión, sus sotanas, sus privatizaciones, su chovinismo español, su asco hacia las artes… la izquierda inventando asignaturas erráticas como “civismo” debido a que los padres no educan, haciendo para contrarrestar chovinismo de lo periférico, degenerando en una pantomima asignaturas como física o matemáticas para darles buen rollito… Y en medio de toda esa vorágine de ahora puta, ahora santa se encuentran niños y adolescentes, que les dan de hostias cada dos por tres y no saben ni por donde cogerlas.

Y los que se encuentran en edades de encabritamiento, acaban por enviar a tomar por culo a los unos y a los otros, su mala leche e impotencia la pagan los profesores, que son unos mandaos pero muy acomodados, su familia y sus amigos. Hacia los dos primeros lo hacen con malos modos, con los últimos como son su vía de escape, se hacen íntimos sin intimar y aparece una forma de relacionarse de chulería amigable que salta a la primera tensión. Aparecen las jerarquías, las bandas y las peleas, si a eso le añadimos que el chaval, es de un barrio obrero donde el padre se mata a trabajar y a beber, la madre es adicta a la Campos y su hermana mayor es la puta de la finca. A los catorce, quince, diecisiete años, me da igual, y ensañándole en clase lo maravillosa que es la Unión Europea, coge lo primero que encuentra, por ejemplo la tiza que siempre la tienen a mano en esas edades y se la mete por la napia.

Le sangrara la nariz, estará empezando a matarse, pero será feliz y se olvidara de la Unión Europea, de su familia, de sus amigos y de sí ahora toca civismo o religión católica dependiendo del plan de estudios del gobierno de turno.

Anuncios

One Response to Dardos de tiza

  1. Frozen dice:

    Poco que decir. La educación se ha convertido en un interesante circo y esta claro que el predominante turnismo en el gobierno no esta ayudando en exceso para que se mantenga cierta estabilidad. Y esto siempre acaban pagándolo los alumnos de colegios públicos y habitantes en barrios bajos…

    Un gran artículo, como siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: