Pequeñas joyas del pasado olvidadas

La verdad, no sabía de que demonios escribir, me tentaba la idea de escribir sobre la huelga que se produjo en Nueva York, por eso de ser el país del capitalismo donde parece que no hayan trabajadores que se cagan en la puta navidad, la quinta avenida y la economía de su país. Pero nada, como fue un visto y no visto, se me quitaron las ganas de escribir de los autobuses, metros y demás. Luego apareció el rey y su montaje… lastima que no se confundieran y metieran la cabeza de Leonor (Leo para los amigos) en el cuerpo de nuestro Juanca. Pero el tema fue muy trillado por la caja tonta y no quería ser uno más del carro. Tan vacío estaba de temas que me dedique a ver cine, Ninette, grandiosa Pataki y no solo por lo guapa que pueda ser; King Kong desastroso Meter Jackson y decente Naomi Watts; Extrañas coincidencias, mala, es muy mala; y por último, Las muñecas rusas, buena película Europa con un guión muy bueno. Pues tras tantas películas, tras buscar por Internet en blogs y páginas más o menos interesantes no encontraba nada, será que esta época del año te mete una marcha menos en el celebro.

En fin, en esas estábamos, mientras pasaban los días, y he recurrido a lo que realmente sé, no mucho pero me defiendo, viejos y no tan viejos discos olvidados de música que son verdaderas obras de arte y que por motivos ajenos a la propia música han pasado desapercibidos, así que les voy ha hablar de algunos de ellos, no de muchos para no atosigar ni aburrir, pero todos de ellos son imprescindibles.

Comenzaremos por Thin Lizzy, recuerdo que me interese por ellos gracias a Los Suaves – grupo gallego de rock – que hacían una versión de una canción de ellos, a partir de ahí fui tirando del hilo hasta descubrir que eran irlandeses, el cantante tocaba el bajo y sonaban a rock and roll del bueno, vida de diez años largos, los justos para convertirse en leyenda, los precisos para que el líder del grupo viviera más vida que muchos en sesenta años de oficina, los necesarios para realizar dos discos memorables como son Jailbreak (1976) y Black rose (1979). Llenos de canciones memorables y que al más cateto – musicalmente hablando – le suenan, the boys and the back in town o waiting for an alibi son muestras de lo que digo. Ambos discos, tienen una peculiaridad no muy común en aquellos años donde habían grupos que amparándose en el bandera del rock sacaban discos cada tres meses, la característica diferenciadora es que ambos tienen cierta linealidad, el disco esta concebido más como un todo que como un lugar donde meter las canciones que se han hecho.

Un indio con antepasados españoles de dos metros, lleno de tatuajes, que toca la guitarra y hace blues, hablo de Hook Herrera, y tiene uno de los mejores discos de blues que he escuchado – advierto no he escuchado mucho blues así que no me decapiten – de nombre Cross my heart, grabado en España, es una autentica delicia para los oídos, guitarras elegantes, voz cortada y letras trabajadas, tan sencillo y tan difícil. El disco rebosa genialidad, cortes como el segundo, el quinto o el décimo son sencillamente insuperables. Lastima que no dé el tipo para salir por la tele.

Y por último, Nick Drake, chico raro, se fue haciendo introvertido hasta limites insospechados, hay leyendas que dicen que cuando iba a presentar sus maquetas a las discográficas dejaba la cinta en una silla de la sala de espera y se iba, le aterraban las relaciones humanas, de hecho se paso su vida de músico encerrado en su pequeña habitación de Londres. A pesar de ello lanzo tres álbumes al mercado, sobra decir que fue, es y será muy poco conocido, entre otras razones porque sus actuaciones eran escasísimas. Su obra más importante es Bryter layter, lanzado en 1970, maravilloso disco con tres cortes instrumentales geniales, el disco más alegre de cuantos realizo. La pieza de nombre Northem Sky, es una de las mejores canciones de amor que ha sido capaz de realizar el ser humano. El disco como los otros que he citado son imprescindibles, añadir y esto ya es filias y fobias propias y opiniones subjetivas al máximo que pienso que Nick Drake fue el primero en realizar indie. Seguro que Thom lo ha escuchado, además ambos estudiaron en Oxford, algo tendrá esa universidad, algo tendrá la buena música.

Anuncios

Una respuesta a Pequeñas joyas del pasado olvidadas

  1. joemartinez5718 dice:

    I read over your blog, and i found it inquisitive, you may find My Blog interesting. My blog is just about my day to day life, as a park ranger. So please Click Here To Read My Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: