Senyor pirotècnic, pot començar la mascletà

Pues no, no voy a hablar de las fallas, ya que lo hice, ya hable hace más o menos un año de los estorninos y sus tremendas consecuencias. El titulo es la frase que dice cada día del uno al diecinueve de marzo la fallera mayor al pirotécnico diario para que dé inicio a la mascleta. Esta frase, traducida queda algo así “señor pirotécnico, puede empezar la mascleta” y desde hace unos cuantos años lo oye el señor Vicente Caballer, que se trata del cabeza de familia de uno de los apellidos más conocidos dentro de las fallas y de los fuegos artificiales en todo el mundo.

Bien, pues este hombre tan famoso tenía un doble, un clónico, como la oveja Dolly pero con defectos, salio un poco pillo y mentiroso. Evidentemente su apariencia física se aleja a la del verdadero Vicente Caballer, solo se asemeja por tener una edad aproximada y unos rasgos a gran vista bastante comunes en los hombres de esa edad. Pero a pesar de todo ello el cabroncete iba diciendo por ahí que era “Don Vicent Caballer” para ganarse la vida, el tipo era y es listo, sabiendo de sus necesidades, vamos que le faltaba dinero para vivir, se hacia pasar por un hombre tan conocido y que cualquier tonto de medio pelo sabe que anda sobrado de dinero para… robar.

El modus operandi era el siguiente, el falso Caballer entraba en una tienda, generalmente de algo que no te puedes llevar en el momento, como muebles, iba mal vestido, hablaba en valenciano, con amigabilidad y diciendo a la primera de cambio algo así como: “esto no puede ser acabo de salir de una tienda sin comprar nada porque me han tratado fatal por ir mal vestido…” alegaba al ir mal vestido que salía del trabajo, luego se presentaba y hacia unas compras, entre articulo y articulo comprado el pájaro iba narrando la vida de Vicente Caballer, haciéndola suya propia… gracias a que en otra vida fue trabajador para la pirotécnica Miguel Zamorano Caballer y sabia detalles de la vida del verdadero Caballer, aunque ahora viviera en la indulgencia; al final salía de la tienda con una compra realizada pero no pagada, casi siempre pedía algo que en esos momentos la tienda no tenia en el almacén y por tanto tendría que hacer el encargo correspondiente.

Una vez salía comenzaba el teatro, pasados unos pocos minutos volvía a entrar en la tienda e iniciaba la función. Tenia varias representaciones, “me han robado la cartera y ahora tengo que coger un taxi”, “he perdido las llaves del coche y ahora tengo una importante reunión”… dependiendo del inicio de la obra y de la interacción del dependiente de la tienda iba alterando la función a su gusto, pero siempre con el fin de sacar algo en metálico. Sesenta, cien, ciento cincuenta euros para coger el supuesto taxi. Si, a mi también me parece excesivo pero aquí está la razón por la que hacia pasar por el afamado fabricador de ruido causal. Estoy convencido de que antes de timar así, lo intento con su propia identidad, y nadie colaba o si colaba le daban muy poco dinero, “quince euros para el taxi y mañana quiero las vueltas” le diría más de uno.

Así que recurrió a los pecados capitales que todo hijo de vecino tiene y frente a determinadas situaciones se le acrecientan. ¿Los recuerdan? Se los digo, lujuria, ira, soberbia, gula, pereza, codicia y envidia. A los más de setenta comercios y/o tiendas que estafo, sus propietarios o dependientes pecaron en mayor o menor medida de dos de los siete pecados, la gula y la codicia. Según los propios afectados reconocen que le prestaron el dinero por tratarse de quien se trataba y que pensaban que serian recompensados con creces por su acto de buena fe.

Además el tío, con el tiempo y viendo que su plan funcionaba se permitía el lujo de fotografiarse con los propietarios como una muestra de recuerdo y para que los ingenuos estafados fardaran de quien había estado en su tienda. Y por ultimo y en un acto que le honra no opuso resistencia alguna cuando le detuvieron, sabia donde jugaba y que pasaría si le pillaban. Sabiendo que es un acto malo el robar, aunque se robe con tal elegancia, ¿Qué quieren que les diga? A mí si me roban algún día prefiero que sea así y no con una navaja a la altura del cuello.

Por cierto, ya era hora de qué me encontrara con alguna noticia que diera algo de jugo, para poder jugar un poco. Últimamente todo son ostias vía móvil en video, políticos que dan vergüenza ajena y demás monserga, asco de sociedad.

Anuncios

One Response to Senyor pirotècnic, pot començar la mascletà

  1. Anonymous dice:

    jojojo… menudo espabilao!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: