Evaluación continua

Terminando la maldita carrera vuelven con la evaluación continua en algunas asignaturas del último curso, como antaño en el colegio o en el instituto. La verdad que uno ya no se acordaba aquello de que cada semana te mandaran trabajos, memorias o tuvieras parciales. Ahora, otra vez fresco puedo afirmar que ese método es una estupenda mierda. Donde estén las comodidades de un examen final y a volar, como mucho realizar unas practicas más o menos complejas, que se quite la evaluación continua.

Cierto, te hace llevar la asignatura más o menos al día, siempre tienes la opción de escoger el examen final pero claro en la presentación de la materia te lo pintan todo tan bonito que dan ganas hasta de dar un abrazo al tordo o torda del profesor. Pero no todo el monte es orégano, a mitad – más de la mitad pero se acepta como mitad – ya estas harto de la supuesta evaluación continua, tienes más presente que nunca tus días de estudiante mozo con exámenes todas las semanas, raro era la vez que un lunes o un viernes, aunque fuera santo, te libraras de no hacer un control, que además de la famosa marca de condones es una forma más fina y risueña de decir examen. Otras variantes son parciales, pruebas, muestras de conocimiento…

No voy a renegar de sus ventajas, teóricamente es más fácil de aprobar e incluso de obtener una aceptable y coqueta nota, pero realmente no sé hasta que punto es compensable. Porque en un examen final, exceptuando correcciones de hijos de puta, es una lucha de igual a igual y si suspendes siempre te queda el consuelo de “me cago en su puta madre”, estás suspendido igual pero tras ese mísero resarcimiento te sientes mejor. En la evaluación continua no te queda ni eso, si suspendes mayormente habrá sido por haber ejercido el papel de perro o perra, al gusto del consumidor.

Otros que se ve que hacen evaluación permanente son los políticos y a la cabeza Zaplana, anoche salía por la tele, muy moreno él, en un programa de la sexta, “el sexto sentido” un programa ágil – demasiado – que tiene un trío de lujo en las presentadoras, esta semana la entrevista tenia como parte receptora de las preguntas a nuestro ¿valenciano parlante? ZP, dictaba él con ese rictus que le caracteriza de chorizo elegante que se basa en sus balances políticos y no en habladurías o chismorreos, que él era un hombre integro y leal a su partido, que hoy estaba de cabeza de ratón y pasado de cola de león… todo esto con esa impagable sonrisa y proclamando su liberalismo a los cuatro vientos.

A destacar dos cosas, la poca decencia y su mucha cara dura de decir que era atosigado y le tenían siempre a raya los medios de comunicación de la zona en la que él fue flamante presidente autonómico, cuando todo el mundo sabe su idilio con determinados medios de la región y ya no digamos con la televisión autonómica que de manera indirectamente directa regentaba. Y la segunda, la proclamación de su “liberalismo”; es como el que se ve en la obligación, no sé si moral o de otra índole, de vociferar todos los días que no es racista, eso sí, un hombre dando una paliza a una anciana, a sus ojos si es blanco es un hijodeputa si es negro es un negro de mierda. Pero que quede claro, integro y liberal de la muerte.

Anuncios

6 respuestas a Evaluación continua

  1. Löla dice:

    Yo hasta el año pasado tenía evaluación continúa, es una forma de tortura inconsciente mediante la cuál el sujeto pierde gran parte de sus tardes estudiando conceptos que no le van a salvar la vida.
    En mi casa no se ve la sexta ¬¬ así que no puedo ver programas de esos.

  2. Frozen dice:

    ¡Ay! Zaplana, ¡que grandísimo humorista! La verdad es que no me explico como todavía no lo han invitado a Los irrepetibles… en fin.

    La evaluación continua es evidentemente más facil, pero la verdad es que jode más que te maten armado que desarmado.

  3. Anonymous dice:

    Sólo una cosica: Me cago en su puta madre….. y tú ya me entiendes.

  4. Miriam (flxt) dice:

    La evaluación continua forma parte de la filosofía de mi universidad.
    Como protesta, yo solo voy a clase el día del examen, porque sinceramente, ME TOCA LOS COJONES.
    Perdón por los tacos.
    Un beso para mis profesores.

  5. SiL dice:

    Yo de momento no conozco otro método que no sea la evaluación continua…así que no puedo opinar. Aunque la verdad, en determinadas asignaturas si lo agradezco porque soy una vaga de mierda, las cosas como son, pero son las menos. En la mayoría lo mejor un final y arreando, sí, pero…que se le va a hacer…

  6. Sebastián Moncho dice:

    Podrían dar aprobados por veteranía. Yo ya tendría el doctorado XDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: