Payasos con fronteras

Payasos hay en todos los sitios, es el problema de haber convertido este mundo en un gran circo donde el que hace más el payaso es el más gracioso, el más popular y el que más palmaditas en la espalda recibe. Claro que si se encuentra con un trapecista que no tiene reparos en jugarse la vida cada noche y bailar sobre un fino cable sin red, con un poco de suerte sale con la cara partida y con una sonrisa menos, aunque seguirá siendo igual de payaso, eso a partir de cierta edad ya no tiene cura.

Antes de continuar recalcar que no tengo ninguna fobia hacia los payasos de circo, a la persona que ejerce el noble oficio de hacer reír a otros seres humanos, que tal como está el patio, ya me veo con una queja formal del sindicato de payasos y payasas para cagarse por la pata derecha.

Esto viene a cuento al ver unos cuantos videos y observar unos cuantos sucesos que han golpeado a las puertas de todos los medios y servido de comida para todos los contertulianos soplagaitas. El primer video es de un tonto del culo, niño de papa, quizás hijo único, quizás con un hermano, su familia de nivel medio o medio alto, se las da de rebelde, de chico duro, de radical que se encabrona a la mínima y como un perro faldero intenta mear allá por donde pasa para dejar constancia de su poder, de su ego, de que es más que nadie. Por suerte al desgraciado le salió mal la gracia y se encontró con un hombre, que nació en el siglo pasado, de esos que aun valoran el buenos días, el buenas tardes, el saludo al entrar en un establecimiento, el gracias, el perdone, el por favor, el tratar de usted a los desconocidos y un largo etcétera que se resumen en una palabra, educación. Y si no llega a ser por otra persona que intermedia le rompe la cara al niñato de los cojones.

El segundo video es más de lo mismo pero pasados unos cuantos años, es decir, al payaso del primer video que rondará sobre catorce o quince años añádanle de seis a diez años más. Como a todo cabrón viviente con el paso del tiempo se hace más cobarde y si ya lo era de por sí ahora se refugia entre sus amigos – tan payasos como él – para pegar a personas que según ellos no merecen vivir o como mínimo no merecen estar en su país. Porque claro el país donde habitan es de ellos, me gustaría verles la cara que pondrían cuando un negro, árabe, chino o de donde queráis que sea, les pusiera una puñetera pistola dentro de la boca, a ver si les iba a salvar el país, el rey, dios o su puta raza aria.

Pero no os confundáis que aquí hasta Franco o Hitler parecen de izquierdas ante unos que van de progresistas totales. Me refiero al suceso de Alcorcón, donde una vez más se confunde ser hijodeputa con la nacionalidad de la persona y parece ser que aquí, como buenos hijos de Caín que somos, los malos siempre son los que más cerca tenemos.

PD: Intentar verlo antes de que Youtube lo borre… (Para escucharlo volumen alto)

Anuncios

11 respuestas a Payasos con fronteras

  1. renegado dice:

    He estado tres veces en peleas provocadas por nazis. En la primera tenia unos 14 años. Estaba en un bar en benicassim y tres rapadillos se acercaron a un tipo, que estaba sentado en un banco, cuando este levanto la cabeza para ver quien era, le soltaron una hostia que pensé que lo habían matado, de repente, salieron nazis de todas las esquinas.
    La segunda tenía unos 16 y fue solamente porque tenía el pelo largo y un colega mio era pelirojo.
    La tercera, tenia 22 años y fué porque pase por su lado, sentados ellos en un banco del Barrio del Carmen.

    He de decir, que no se como, las tres veces me libré. Pero a más de a un colega mio le han roto un labio. Al último, solo porque estaba cerca del Mestalla y unos ultras bien rapados decidieron salir de caza por los al rededores del estadio.

    Bien. Solo digo una cosa. A la larga todos acaban con el culo chorreándoles sangre en la Modelo. Unos antes, otros después.
    Pero bien es cierto, que si hubiese un poco de educación esto no ocurría. Bien es cierto, que si algunos padres se preocuparan por educar a sus hijos esto no ocurrirá.

    En lo que se refiere a Alcorcon. A mi me toca los cojones que se confunda a gente que esta harta de que le toquen los cojones, con xenófobos. Que pasa, que por ser de otro país pueden hacer lo que les salga de los cojones, y lo mismo digo para los que son de este país que hacen lo que les sale de los cojones, ¿o que?.

    Personalmente respeto, al que me respeta. Y me importa una mierda el color de la piel, el tamaño de sus ojos, o si caga para dentro o para fuera. Pero el que es un hijo de puta es un hijo de puta, nacional o extranjero.

  2. pcbcarp dice:

    En mis tiempos, los nazis eran unos pedorros que iban de intelectuales (y por lo general relativamente pacíficos), que miraban por encima del hombro a los vulgares falangistas o fuerzanueveros, que eran los que repartían. Claro, que entonces siempre había por lo menos uno que llevaba pistola y además la poli estaba de su parte. En realidad, lo único novedoso es que la ideología ha desaparecido hasta como coartada y ha quedado el rebaño de mandriles en estado puro.

  3. pcbcarp dice:

    En cuanto a lo de los macarras sudamericanos, es muy importante evitar antes de que sea tarde que los comportamientos mafiosos se generalicen. Cada vez hay más instalaciones deportivas donde un grupo de tipos vestidos de payaso pretenden que los chavales les paguen para poder hacer uso de una instalación pública. Si dices algo, ¡chungo!, eres un racista xenófobo. La gilipollez progre ayuda a incubar los estallidos de violencia al negar la realidad. Triste, pero lo veo todos los días.

  4. Löla dice:

    Yo movidas gordas con los “nancis” nunca he tenido, algún insulto y poco más, pero a más de un amigo mío les han puesto el ojo morado.
    Y lo de Alcorcón no me entero bien cómo fue la cosa, eso sí, este finde va a haber 1000 niños congregados para pegarse con los latin, porque lo sé de primera mano.
    Y eso, yo piso Alcorcón sólo pa ir a pillar.

  5. Toni R. dice:

    El video del niñato de Valencia, bajo mi punto de vista, va más allá de un simple enfrentamiento, es la realidad de hoy en día, por un lado tenemos al niñato que representa a un trozo de esa juventud analfabeta, chula, provocadora y sin cojones. Por otro lado tenemos a esa gente mayor que nos tiene que enseñar muchas cosas, que no nos deja subirnos a las barbas cuando no hemos visto ni veremos la mitad que ellos, inteligente, educada y con cojones. Se ha demostrado quien tiene que aprender de quien.

    Lo del tema de Alcorcón totalmente de acuerdo con pcbcarp, que por criticar la actitud de algunos latinos no se nos tache de xenófobos.
    Sobre los putos nazis mejor no digo nada que me ofusco más de la cuenta y me va a salir una úlcera en el estómago.

  6. Johnymepeino dice:

    Os enfadaríais conmigo. Hasta a los niños de 6 años les hablo de usted, así, de entrada. Les queda claro que soy un señor mayor, no tanto por fuerza o importancia cuanto por edad, que de eso se trata.

    Me las he visto con dependientes, camareras, funcionarios: “¿A tú com et diuen?”. “Perdone: ni hemos cenado juntos ni me hable en etrusco. ¿Estamos?”.

    Se trata sólo de educación. Y nadie la imparte. Si afirman que esta generación se ha educado con la televisión (los niños con la llave de casa al cuello), que reconozcan que padecen una grave deficiencia en lo que a educación se refiere.

    Me irrita soberanamente toda la pléyade de columnistas vapuleando a diario lo que consideran “extrema derecha”. Primero porque dan la impresión que no hay nada peor en ese extremo, y se equivocan. Pero sobre todo porque no perciben, como apunta Pcbcarp, que la supuesta ideología es pura coartada.

    Curiosamente y por mi trabajo, trato a diario con “alternativos” estos que llevan rastas en el pelo y algunas duchas de menos. Por su edad, 25 a 30, soy yo quien les invita: “Sin el Don por favor, llámame sin el Don”.

    En cambio estos niñatosque fueron educados por profesores (lo siento) progretas que se dedicaron a socavar la autoridad familiar, son ahora señalados con el dedo hasta por sus propios profesores, ¡Y el gobierno no les hace caso!.

    Panda de inútiles, capaces de presumir: “Yo hacía novillos y ya ve, hoy soy presidente de gobierno”.
    Lo peor -me parece un estupendo apunte- , que las pandillas asuman como propios los comportamientos de esa escoria alcorconera a la que no puedo definir porque me caen todos los epítetos encima: xenófobo, fascista, y un largo etcétera.

    En su día lo apunté sobre la condición sexual: Un chaval jode los maceteros de la Gran Vía y la policía lo enchirona, es un delincuente. Un gay hacía lo mismo y -jódete- se convertía en un caso flagrante de discriminación sexual.
    Con la nacionalidad se está haciendo lo mismo. Si el delincuente es allende nuestras fronteras tengo que tragar mierda con el delito, si es vasco también.
    ¡Amos venga ya!.

  7. renegado dice:

    Johnymepeino solo una pregunta. Cuando dices “Perdone: ni hemos cenado juntos ni me hable en etrusco. ¿Estamos?”.

    ¿Con lo de etrusco te refieres al catalán o valenciano?

    (Por si alguien tiene alguna duda etimológicamente son lo mismo, y ideológicamente deberían)

  8. Eramusical Enterarte dice:

    Escucho leyendo tus letras y por ahora escucho…
    Te invito mientras a visitar un nuevo camino que alojo en el blog y dime lo que opinas, me interesa tu obervacion. Gracias y suerte !!!

  9. Johnymepeino dice:

    “Etrusco”: Cualquiera de los politonos, distintos al castellano de Cervantes, que me espetan por aquí.

  10. edt dice:

    Creo que no funciona porque no he podido verlo. saludos

  11. Casshern25 dice:

    Yo nunca he tenido encontronazos directos o indirectos con nazis pero bueno su forma de actuar es siempre la misma. Claro me refiero a los nazis de ahora pcbcarp y no a los de hace mmmm pongamos 30 – 50 años. Y a todos ellos, los de la nueva “hornada” ojala como dice renegado les acaben petando el culo en una carcél de mala muerte.

    Sobre lo de Alcorcon es el problema de estos dias, que la comodidad nos lleva a la fácil confusión entre peras y manzanas, de ahí cada vez vamos peor y al final todo serán rabanos que nos meteran o nos meteremos dobladitos.

    toni r. estoy deacuerdo contigo pero lo peor es el futuro de ese niño de papa, no solo para él sino para su entorno y para la sociedad en general.

    Johnymepeino esto va por épocas, cada vez a peor, primero el color de la piel y la sexualidad, después la nacionalidad, y luego vendrá a saber… yo conozco una más pero no la digo porque me beneficio de ella jajaja miré soy un poco hijoputa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: