Un puñado de jodidos fracasados

Así lo decía recientemente Matt Elliot en una entrevista, somos un puñado de jodidos fracasados, coincido en esa percepción, la única forma de cambiar es reconocerlo. Ya he hablado en algunas ocasiones de él, recomiendo sus tres discos editados hasta el momento en solitario después de abandonar The third eye foundation. Tuve la oportunidad de verlo en directo hace justo una semana, sencillamente genial. Por cierto un apunte curioso en Telemadrid, la teleEspe, aparece este británico de voz alcoholizada, por youtube están dos videos que lo demuestran, uno de una actuación, otro de una entrevista muy pop-moderna por parte de los periodistas y en la que Matt se ríe un poco de ellos al no dar ni una a derechas, y eso que están en Telemadrid.

Me justifico en tan lapidaria, deprimente y categórica afirmación al leer en ésta semana tres noticias sobre malos tratos de animales por parte de los seres humanos. Dos de ellas me tocan la fibra, por eso de que la victima fue un perro. La primera de ellas leída en una mujer desesperada, me afirmaba en la teoría, un hijoputa por diversión mató a una perra que llevaba tras de si a un pequeño cachorro, éste permaneció dos días al lado del cuerpo inerte de su madre gruñendo a todo aquel que intentaba acercarse, ahora el valiente y digno perro está en un refugio de animales en espera de que alguien lo acoja. La otra noticia es aún más macabra, se encontró un galgo deambulando con la soga en el cuello, al colgarle y pasado cierto tiempo se rompió la cuerda, el can sobrevivió pero con la soga que su dueño le preparó incrustada en la piel. La tercera es hasta graciosa, han condenado a un hombre por violar a una oveja, el dueño de la oveja instaló una cámara al sospechar algo y se encontró con la respuesta, su vecino, ese amable vecino tan respetuoso, sodomizaba a su particular oveja Dolly al caer la noche.

Realmente lo somos, nos crían para ser felices, para poseer, para desear, para desconfiar, para ser avariciosos, para adquirir… todo eso esta muy bien si en la práctica se lleva a cabo, se hace realidad, si tienes una novia impresionantemente buena y que además es inteligente y te quiere, si tienes una casita estupenda, un coche que es una monada, una buena colección de música exquisita, como así también de películas y libros, sabes francés, inglés y chapurreas italiano, y un trabajo en que se trabaja poco, ganas pasta gansa y te deja tiempo para hacer lo que realmente te gusta. Esas expectativas nunca se cumplen, empiezas queriendo ser futbolista de elite y terminas aceptando un trabajo de repartidor de pizzas mientras estudias, y cuando terminas la carrera a trabajar como un cabrón para poder comer, pagar el piso de sesenta metros cuadrados, a ver a escondidas la churri que sale oficialmente con otro que esta forrado, ir al bar para el partido de los domingos y sobretodo decir a todos lo bien que estas pese a que la mierda te come por dentro.

Y llegado ese punto, se te cruza una perra que arropa a su cachorro, el perrito con ganas de jugar te ladra y de la mala hostia que llevas acumulada le pegas una patada, su madre te ataca, defendiendo a su hijo, y tú la rematas a puñetazos con su cabeza apoyada en el bordillo. Mientras el mundo seguirá girando y engañándose.

Anuncios

3 respuestas a Un puñado de jodidos fracasados

  1. Una mujer desesperada dice:

    el final de esta entrada es demoledor. me ofendió, me dolió, me entristeció, como pretendías. es una bofetada tan real que jode, cassher, así me gusta. la realidad color de rosa no existe. dejémonos de gilipolleces. lo que describes es la realidad.

  2. pcbcarp dice:

    Te entiendo, querido amigo, pero el que mata a la perra es un especimen prescindible. En realidad, yo -que soy un poco psicópata- lo entiendo casi todo; pero una cosa es entender y otra muy distinta justificar. Y se que no es tu intención, ojo. Es que con los perros me pierdo.

  3. Casshern25 dice:

    A menudo intento eso, una mujer desesperada sé, tengo la certeza, que la bofetada no dura mucho pero por lo menos que en el momento duela un poco.

    pcbcarp a mi también me pierden los perros, y como bien dices no intento justificar, solo intento que no se quede en un “menudo loco”, quizás sea un loco pero el porque esta loco casi nadie lo intenta averiguar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: