En punto muerto

Dos días desconectado de todo y todos, dos días sin acercarme a un ordenador, sin usar Internet, sin leer ningún periódico, de ningún tipo y en todos los formatos existentes. No ver ningún telediario, noticia, solo el eco de que Rodrigo Rato vuelve por navidad, bueno por navidad exactamente no, pero se me entiende. Dos días sin tener la más mínima intriga o ganas de saber que pasaba en esa gran bola ahuevada que algunos intentan cuadrar. Nada de nada y la verdad dicho sea de paso me apetece enormemente seguir de este modo.

Leyendo en estos dos días un libro, estando sobre las nueve, hora de noticias, con los perros, bueno con los dos más grandes. Se quieren los cabrones, aunque algún día de los bocados y dentadas que se lanzan alguno, o ambos, se quedará sin parte de alguna oreja. Se llevan poco más de un año y aun son muy jóvenes. Cuando te lamen te dejan la cara llena de babas y uno de ellos cuando bebe sumerge toda la cabeza para refrescarse y ahí va él corriendo pareciendo una fuente andante hacía mi. Le digo su nombre serio para que no se lance pero aún así me ducha gratuitamente mientras el otro intenta morderle el rabo.

El ordenador termina acelerando el proceso de la vida, el ritmo de la vida. Las mejoras en vez de ayudar, terminan por hacer más rápida la consecución de las cosas y cómo ya lo tienes hecho haces otra cosa. Y cada vez más acelerado, antes lo que querías para hacer una cosa bien, ahora ya no te sirve porque quieres hacer dos en el mismo intervalo de tiempo. No me refiero solo al ordenador, a cualquier aspecto cotidiano de la vida. Nos auto-imponemos, influenciados por la sociedad, es decir por nosotros mismos, una aceleración constante hasta estallar y decir basta. O parar, detenerte, poner punto muerto a tu vida y desconectar de todo en cuanto te rodea.

Y para eso no es necesario ir a la playa de Benidorm, a las montañas de los Alpes o perderte en un pequeño pueblo de Italia. Para eso hace falta ganas. Veo el lector de blogs a rebosar, veo mails por todas partes, todos ellos de publicidad, claro está, y por supuesto no puede faltar la oferta del alargamiento de pene. Gracias, pero va a ser que no, me gustaría responderles.

Mientras escribo esto, escucho el largo “Hail to the thief” último disco de estudio de Radiohead, comprado hace tres días por siete miserables euros. En esa misma compra adquirí “El pintor de batallas” el último de Pérez-Reverte que no es de la saga Alatriste. Llevo unas cuarenta y cinco páginas leídas, tremendo. Me quedo con esto:

Qué curioso había dicho ella –entre cadáveres despojados y agonizantes, un guerrero remataba a culatazos a un enemigo caído semejante a un crustáceo, completamente cubierto con casco y armadura-, que casi todos los pintores interesantes de batallas sean anteriores al siglo XVII.

A partir de ahí nadie, excepto Goya, se atrevió a contemplar a un ser humano tocado de veras por la muerte, con sangre auténtica en vez de jarabe heroico en las venas; quienes pagaban sus cuadros desde la retaguardia lo consideraban poco práctico. Luego cómo relevo la fotografía. Tus fotos, Faulques. Y la de otros. Pero hasta eso perdió su honradez ¿Verdad? Mostrar el horror en primer plano ya es socialmente incorrecto. Hasta el niño que levantó las manos en la foto famosa del gueto de Varsovia le taparían hoy la cara, la mirada, para no incumplir las leyes sobre protección de menores. Además se acabó aquello de que sólo con esfuerzo puede obligarse a una cámara a mentir. Hoy, todas las fotos donde aparecen personas mienten o son sospechosas, tanto si llevan texto como si no lo llevan. Dejaron de ser un testimonio para formar parte de la escenografía que nos rodea. Cada cual puede elegir cómodamente la parcela de horror con la que decorar su vida conmoviéndose. ¿No crees? Qué lejos estamos, date cuenta, de aquellos antiguos retratos pintados, cuando el rostro humano tenía alrededor un silencio que reposaba la vista y despertaba la conciencia. Ahora, nuestra simpatía de oficio hacia toda clase de víctimas nos libera de responsabilidades. De remordimientos.

Anuncios

5 respuestas a En punto muerto

  1. Sebas; dice:

    Los títulos de los CD’s de radiohead son lo mas XDDD

    Me recuerda al “Steel this album” de System of a Down

  2. a mí me cuesta mucho detenerme. y a veces me angustia, porque me cuesta estar sin hacer nada, simplemente dejando pasar el tiempo. es cierto que para hacerlo no hace falta viajar, pero a mí me resulta más fácil desconectar si lo hago.

    sobre radiohead, poco que decir, son mis favoritos.

  3. Loti dice:

    Lo que a mí me preocupa es el tema de la confidencialidad de los datos personales. Todo el mundo tiene acceso a tus datos más íntimos. Esto viene a cuento de que a mí jamás me ha llegado el famoso mail del que todo el mundo habla.

  4. casshern25 dice:

    sebas Radiohead son buenos hasta el más minimo detalle relacionado con la musica… genios!

    una mujer desesperada a mi también, horroros, o errores que díria aquel jajaja no es no hacer nada, yo creo que son los dias más productivos en mucho tiempo.

    loti ¿bienvenido/a? y la respuesta esta en la letra pequeña que nadie lee… rellenas un formulario para registrarte a cualquier web y te lo meten doblado… nos reservamos el derecho de difundir sus datos a nuestras empresas patrocinadoras…. por ejemplo, si has puesto que eres varon, alargamiento de pene, si has puesto que eres femina, aumento de pecho… no hay mucho más.

  5. Löla dice:

    Una se va un mes a estudiar y se encuentra con sorpresas de estas..
    Imponte a tus perros tíos, se empieza así y se acaba devorado por ellos, que te pierden el respeto xD!
    LLevo yo cuatro días desconectada de todo también, lo malo es que se me acaba el chollo que mañana empiezo a currelar.

    Si! me mola más este barco ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: