La guerra de los medios: Sogecable VS Mediapro 1º parte

agosto 25, 2007

No me refiero a Federico Jiménez Losantos, voy a intentar clarificar lo que esta ocurriendo en estos días sobre los derechos televisivos de los partidos de fútbol. ¿Qué no le gusta el fútbol? Estése tranquilo es la tapadera de todo.

El 24 de julio de 2006, Audiovisual Sport (el 80% es titular Sogecable), Televisión de Cataluña, Mediapro (accionista mayoritario de La Sexta) y Sogecable (cuatro, el país, en fin Polanco, cómo diría García – El butano – “El imperio”) firmaron un acuerdo para garantizar a largo plazo la explotación de los derechos audiovisuales de los partidos de Liga y Copa. A día de hoy Audiovisual Sport considera que se está incumpliendo ese contrato por lo que ha demandado a Mediapro, accionista mayoritario de La Sexta.

En un comunicado, de Audiovisual Sport asegura que en el contrato:

“AVS se ve obligaba única y exclusivamente a ceder a Mediapro la comercialización de un partido en abierto en cada una de las jornadas de Liga, así como la explotación de esa señal para resúmenes televisivos y para otros derechos internacionales. A cambio, Mediapro se obligaba a pagar 150 millones de euros durante la temporada 2006/2007, cantidad que se ajustaba anualmente para las temporadas sucesivas”.

“Al día de hoy, Mediapro adeuda, por una y otra temporada, 58 millones de euros. Además ha incumplido otras obligaciones esenciales. AVS no puede tolerar por más tiempo esta situación, por lo que ha demandado a Mediapro con fecha de 3 de julio, y ha ampliado la demanda interpuesta con fecha de 31 de julio instando el cumplimiento por parte de Mediapro de las obligaciones asumidas. Mientras tanto, se ha suspendido el suministro de la señal audiovisual a Mediapro”.

Finalmente Audiovisual Sport matizaba:

“en el momento en que Mediapro pague y cumpla el resto de las obligaciones”

Aunque advertía que mientras:

“Mediapro no regularice el cumplimiento de sus obligaciones”

Ofrecía a los otros operadores televisivos las retransmisiones en iguales condiciones que la pasada temporada. Es decir, un partido cada jornada de Liga.

La siguiente jugada vino por parte de Mediapro que no sólo niegan las acusaciones, sino que afirman que:

“Son Sogecable y AVS las que adeudan a Mediapro”. “Sogecable y sus directivos pretenden impedir la transmisión en abierto de partidos de fútbol de la Liga y perpetuar su monopolio de transmisión de los partidos en pago. Ya no sólo quieren tener el monopolio del fútbol de pago. Ahora pretenden tener, por la fuerza, el monopolio de todo el fútbol e impedir la transmisión de partidos en abierto, lo que sin duda redundaría en su propio beneficio de explotación en pago”.

Mediapro asegura además que:

“Durante toda la temporada va a mantenerse el actual modelo de transmisiones de fútbol en abierto a través de los operadores que tienen contratos”.

Las transmisiones se iniciarán este sábado a las 22.00 horas. Y para rematar Mediapro lanza una amenaza a Sogecable:

“La gravísima y unilateral decisión tomada por sus directivos, sin duda va a significar una drástica y sustancial reducción de los partidos que se emitirán esta temporada en televisión de pago. Únicamente ellos son y serán los responsables de esta radical disminución de fútbol en sistema de pago y del perjuicio que se cause a sus abonados”.

Esta amenaza no es ningún farol, puesto que desde el pasado 5 de julio Mediapro posee los derechos audiovisuales de 17 de Primera división y 22 de Segunda, en exclusiva, a partir del año 2009. Pero lo más importante y cercano en el tiempo, esta temporada la productora catalana controla ya los derechos de una decena equipos por lo que está en su mano que los abonados a Sogecable puedan disfrutar de los encuentros de pago por visión que disputen estos clubes. Y en efecto, dicho y ante la pasividad de Audiovisual Sport ha pasado al hecho: Este fin de semana La Sexta emitirá finalmente tres partidos. El sábado a las 22:00 de la noche, retransmitirá en directo el Sevilla-Getafe. Tras la finalización de este encuentro, el canal emitirá en diferido la disputa entre el Murcia y el Zaragoza. Y el domingo la cadena ha confirmado que emitirá el Villarreal-Valencia a las 21.00 h. Que coincidirá con el partido ofrecido por Canal +, que esta dentro de Digital +, que forma parte de Sogecable.

Por otro lado tenemos la liga inglesa que hasta la temporada pasada era propiedad de Sogecable, bueno de Audiovisual Sport, pero ya saben, el 80% a todos los efectos de Sogecable; y que esta temporada cómo ya hablé en Balas Marcadas se los ha adjudicado TVE para las próximas tres temporadas. Y por si fuera poco en la liga italiana también se le va a terminar la exclusividad puesto que Mediapro ha comprado los derechos de 10 equipos italianos, que ha puesto en el mercado y por los que luchan ya TVE y La Sexta.

En Italia el derecho de retransmisión pertenece en exclusiva al equipo que juega en casa. Esto es, aunque el canal de pago de Prisa haya cerrado un acuerdo con el Milán, si juega en el estadio de uno de los clubes que se ha puesto de acuerdo con Mediapro, será ésta última la legitimada para emitir el encuentro.

Esta primera parte me ha quedado larga y muy técnica pero para entender el fondo en este caso hay que poner en orden la fachada para luego aclarar lo que está sucediendo. No solo son partidos de fútbol y miles de millones de euros es más, mucho más es el poder de la hegemonía de ser el medio de comunicación referencia de la izquierda, de poseer ciertos beneplácitos siendo el único a compartirlos hay demasiada diferencia.

Anuncios

Por supuesto

septiembre 5, 2006

Como buen amante del baloncesto, desde épocas lejanas… aun tengo grabado en la retina el debut con el Barcelona de unos chavales llamados Pau Gasol y Juan Carlos Navarro en un partido contra el Cáceres un domingo por la mañana de 1999 – cuando yo aún era feliz – donde en una jugada fantástica hacían un “alley-hoop”, Navarro pasando, Gasol finalizando, y todo el pabellón se volvió loco aplaudiendo. Justo el año en que una España sin jugadores NBA y muy… rústica se ganaba una plata en el europeo de Francia, y los pequeños entre los que estaban la parejita anteriormente citada ganaban la de oro en un mundial júnior. De ese fenomenal equipo solo cuatro no han llegado como mínimo a consagrarse como jugadores de la liga nacional de gran nivel. Más lejanos quedan otros tiempos que no vienen al caso y además no quiero parecer el abuelo cebolleta.

Regresando al inicio, como buen amante del baloncesto disfrute como un jodido enano de todo el mundial de este precioso y sobretodo para listos deporte, donde si bien es cierto que el físico es una condición “sinecuanum”, la masa encefálica es lo que marca la diferencia. Pero dentro de la final hubo algo que me dejo perplejo, la ministra Cabrera, que dirige el ministerio de educación, cultura y deporte fue entrevistada antes de dar comienzo el partido, no sé si por el “jet lag”, la emoción previa al acontecimiento, por la copita de vino y jamón en Japón o por si no se las había visto aun de esa guisa, pero el caso fue que resultó convertirse en una especie de repetidora automática. A la facilona y recurrente pregunta de la periodista, de si estaba convencida de que España podría ganar la final, nuestra Cabrera repitió en menos de veinte segundos la palabra “por supuesto” al menos diez veces, se ve que las neuronas ese día solo le iban hacia esa dirección, fíjense como fue la cosa que hasta la periodista se dio cuenta y se le asomaba una sonrisita cruel de dulce victoria cuyo pensamiento podría ser “chinchate tienes menos vocabulario que yo… ¡¡¡mama grábalo!!!”.

El mundial de baloncesto como el de fútbol ha sido retransmitido por la Sexta que en su corta vida ha dado ya algún momento memorable en la televisión de este país, en gran parte por Montes y su manera de retransmitir los eventos deportivos. La diferencia de ambos mundiales ha sido que en la de fútbol nos echaron los gabachos en octavos y en el de baloncesto fíjense ustedes que nos merendamos a todo aquel que se ponía por delante hasta lograr la copa. Las semejanzas más allá de lo deportivo, en baloncesto hay uno de los mejores jugadores del mundo en su posición y está rodeado de grandísimos jugadores mientras que en la del balompié nos jartamos de Ferrari – que anda gripado tres años – y promesas de mal vestir y peor despertar; son odiosas. La figura del seleccionador es el resumen de lo que reflejan día tras día.

Luís Aragonés que sabrá mucho de fútbol pero nada de modales y del tempo de la vida, es la expresión perenne del maleducado (por favor lean éste enlace) que se cree que lo tiene todo bajo su control y a la mínima que se le tuercen un poco las cosas ya va todo por los aires, en cambio Pepu Hernández sosegado, tranquilo, con retórica y que no basa su discurso en la testosterona o “ellos saben lo que hay que hacer”, educado con la filosofía baloncestística de Estudiantes. Por que no es el ganar, es cómo ganar, cómo perder y cómo es el día a día lo más importante. Por supuesto que diría Cabrera.